Alvaro Barrios

Categories: Escritos sobre Álvaro Barrios

Por Eduardo Serrano. Tomado del folleto 10 años de arte colombiano, museo la tertulia, cali, 1971

 

1969. Caja de madera con dibujos en grafito, tinta china, lápiz de color y acuarela. (s.d.)

“Tarjeta sepia”. 1969. Caja de madera con dibujos en grafito, tinta china, lápiz de color y acuarela. (sin dimensiones)

 

Apelando a la estética de lo cursi Álvaro Barrios ha desarrollado una obra de fantasías monocromáticas que él encierra en cajas con «collage», y las cuales están muy cerca de la novísima y adquirida predilección por la nostalgia. Sin embargo, la obra de Barrios no está diseñada para satisfacer predilecciones momentáneas sino para permanecer. Variables históricas sin duda añadirán nuevos significados a los elementos originales de esta obra ejecutada hasta ahora con la habilidad técnica del verdadero dibujante que hace magia con la línea, y que emplea tonalidades difíciles para lograr texturas inauditas por ejemplo de revista vieja. El tiempo puede deslucir el brillo peyorativo de la escarcha sobre la exageración sentimental y comercial de la película mejicana y la tarjeta postal. Pero de Barrios tiene que permanecer la verdadera esencia de un trabajo gráfico impecable, cuyo principal poder radica en la imaginación del artista, en su pasión no sólo de absorber la realidad sino de controlarla definitivamente.

 

…Es difícil asomarse a las cajas de Álvaro Barrios sin registrar en nosotros la admiración que siente quien comprende por primera vez la realidad arbitraria de la poesía. En toda su obra existe una ilógica pulcritud poética que la emparenta con el surrealismo sin disminuir el compromiso del artista con su propio lenguaje. Y en toda su obra existe también una cierta independencia formal que le permite, por ejemplo, la colocación de sus dibujos en inesperados planos tridimensionales… Barrios crea gráficamente cada parte del «collage», añadiendo un acento totalmente suyo al silencio nostálgico de sus paisajes. Pero las cajas mismas, su forma, su textura, su intención, son indicaciones de la amplitud de la inquietud plástica y conceptual de Barrios, avisos de proyecciones inminentes, señales de que su obra es impredecible porque hace parte de un proceso todavía incompleto, que por incompleto precisamente sigue teniendo completa validez.